¿Cómo limpiar la mopa de microfibra?

En este artículo conoceremos la mejor forma de tratar una mopa de microfibras y en qué suelos podemos utilizarla.

Laura Hernandez
Laura Hernandez | Comunicación
03/03/2022 | Actualizado: 04/03/2022 03/03/2022
0 | 0 0 valoraciones
98
¿Cómo limpiar la mopa de microfibra?
Compartir:

Las mopas han llegado a la limpieza de casa para facilitar su mantenimiento, entre ellas las de microfibra. Recogen el polvo y lo retienen eficazmente para que no se quede en el ambiente. Sin embargo, tras cada uso, es conveniente limpiarlas, o de lo contrario no cumplirán sus funciones: limpiar, secar y abrillantar.

¿Qué son las mopas de microfibra?

Las mopas de microfibras, son, junto con las de algodón las más recomendadas para recoger el polvo y suciedad del suelo, sin esparcirlo en el ambiente. El material de la microfibra ha revolucionado la forma de trabajar de las mopas. Esto debido a que, se adaptan a los diseños planos de la almohadilla o bien a cerdas trenzadas.

Habitualmente se emplean los trapeadores de microfibra en los suelos de piedra natural lisos o pulidos. Estos suelen ser la madera, porcelánicas, gres, o directamente baldosas grandes para prevenir acumulación de suciedad en las juntas.

En el resto de suelos con más rugosidad en su material utilizaremos las mopas de algodón. Estos suelen ser las baldosas hidráulicas, la pizarra o el hormigón. Así mismo, también encontrarás mopas tipo fregona de microfibra. Estas son ideales para baños y cocinas, ya que absorben más y nos permitirán limpiar en húmedo con el mejor desinfectante y aclararlo.

Así debes limpiar el suelo con la mopa

Antes de ponernos manos a la obra con la mopa deberemos entender qué tipo de suciedad atrapa. Habitualmente este tipo de trapeadores son aptos para recoger suciedad menor, es decir, para retirar grandes residuos, no es suficiente. ¿Qué hacer si observamos mucha suciedad? En este caso pasaremos en primer lugar, la escoba o el aspirador.

Una vez retirada la suciedad mayor y los obstáculos que puedan molestarnos (alfombra, cortinas, muebles auxiliares, etc), pasaremos la mopa. Las mopas, aunque en ocasiones se utilizan para secar áreas mojadas, se deben humedecer si deseamos atrapar la suciedad. Debes utilizar un producto específico para mopas.

A la hora de deslizarla por el suelo es importante que evites levantarla del suelo, para no ir solando los restos que recoge. No la pases como una escoba, sino más bien haciendo movimientos de zig-zag. La mopa irá atrapando el polvo, pelusas, cabellos para quedarse entre las fibras. Ahora bien, ¿Cómo limpiamos la propia mopa?

Tras utilizarla, ¿Cómo tienes que limpiarla?

Al limpiar con la mopa microfibra en más de una ocasión, tenderá a ennegrecerse y perderá su capacidad para limpiar. Este oscuro tono se debe a su mal mantenimiento. Para evitar que esto suceda, deberás lavar el trapeador antes de que la suciedad en ella se seque.

Una vez la hayas lavado es imprescindible que se seque adecuadamente con la corriente de aire o donde le incida directamente el sol. Esto es porque, los ambientes húmedos son ideales para la proliferación de bacterias.

Para mantener en buenas condiciones la mopa deberás utilizar en ella productos especiales para microfibra. Con esto evitaremos que las tiras se desgarren o se deterioren con productos demasiado agresivos.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad