Los insecticidas son los productos que se utilizan para matar insectos, nos ayuda a controlar plagas y a eliminar a los más perjudiciales para la salud de las personas y de los animales. Cada uno de ellos es específico para un insecto y actúa sobre él para suprimirlo. Los más utilizados son los mata-mosquitos y el veneno para cucarachas.



Insecticidas Más Vendidos

  

INSECTICIDA CUCARACHAS Y HORMIGAS

Insecticida Granel Maton. 5 L.

28.50

INSECTICIDA CUCARACHAS Y HORMIGAS

Insecticida Mata Cucas. 750 Ml.

2.95
5.40

INSECTICIDA MOSCAS Y MOSQUITOS

Maton Electrico Aparato + Carga

4.45

Clasificación de los insecticidas

  • Por contacto: Se presentan en garrafas para impregnar suelos y superficies, o bien para ser pulverizados. Están indicados para plagas, actuan tanto con insectos rastreros como voladores y hacen su efecto cuando el producto toca dicha plaga.
  • Por inhalación: Por lo general se trata de un producto en aerosol. Este spray es el formato más utilizado en casa con el fin de matar cucarachas o pequeños insectos voladores.
  • Por ingestión: Este tipo de insecticidas son los que deben ser ingeridos de forma directa o indirecta por el insecto. Por ejemplo el veneno para cucarachas u hormigas que actúa cuando se lo comen.
  • Insecticidas y su uso correcto

    Por suerte para nosotros, los insecticidas han ido evolucionando para que no afecten ni al ser humano ni al ambiente en el que lo propaguemos. Los más utilizados son los de uso doméstico, y generalmente los compramos en formato aerosol -o pulverizador- ya que son los más fáciles y rápidos de utilizar.
    Para utilizar insecticidas a granel es decir, en grandes cantidades, tenemos que tener muy presente que estamos manejando productos químicos y habrá que conocer tanto el producto como su forma de aplicación, así como las medidas de seguridad -si las hay- que tenemos que tomar para que no nos perjudique. En resumen, sea cual sea el que utilicemos y para el fin que lo hagamos tenemos que tener claro que no es un ambientador por su buen olor y tener la precaución de aplicarlo en espacios donde no haya gente y siempre evitando el contacto con el aerosol o el pulverizador en cualquiera de los casos.