Los guantes de látex son de material natural, están fabricados en caucho. Son la opción más común de guantes de protección para uso médico o industrial. La razón principal por la que la gente elegiría una alternativa al látex es porque muchas personas sufren de alergias a este material. Cuando la alergia no es una preocupación, el látex tiene una ligera ventaja de comodidad y destreza sobre los guantes de nitrilo.



¿Qué es el látex?

El látex es un líquido orgánico y lechoso, simplemente otra palabra para caucho y es cosechado de la savia del árbol de caucho, "Hevea brasiliensis". Los guantes de látex se fabricaron por primera vez a principios de los años 60, aunque su uso para la desinfección se promovió ya en 1890. Los guantes de látex son resistentes, pero delgados y muy ajustados, lo que permite una destreza similar a la de una "segunda piel".

Ventajas de usar guantes de látex

Las propiedades físicas de un guante de látex barato pero de gran calidad ofrecen protección contra los riesgos biológicos mientras que su elasticidad y resistencia a la tracción son superiores. Estas propiedades proporcionan una comodidad de uso insuperable y una resistencia razonable a cortes y abrasiones.

Como los guantes de látex se fabrican a partir de una sustancia natural, poseen un mayor valor ecológico y son más respetuosos con el medio ambiente que los guantes de vinilo y guantes de nitrilo, que se fabrican a partir de materiales sintéticos artificiales.

 ¿Guantes de látex con o sin polvo?

Todos nuestros guantes de látex a buen precio están disponibles con y sin polvo. Los guantes con polvo están cubiertos con un ligero polvo, lo que ayuda a la hora de colocarse el guante y también ayuda a absorber el sudor y a la transpiración. Algunas personas encuentran que los guantes con polvo ofrecen más comodidad al usarlos por un período de tiempo más largo. En espacios clínicos, como los hospitales, puede ser preferible utilizar guantes sin polvo para disminuir el riesgo de contaminación.