Las hidrolimpiadoras ofrecen grandes resultados con apenas esfuerzo, estas máquinas funcionan tomando agua a baja presión de su propio depósito o directamente desde la red, proyectando agua a alta presión a través de una manguera y lanza. El agua es controlada por una pistola que a su vez hace la función de llave de paso situada en el mango, siendo muy cómodas de utilizar.

Todo este proceso es producido gracias a una bomba de gran potencia, necesaria para poder impulsar el agua comprimiéndola mediante una boquilla en el extremo y así facilitarnos la limpieza en profundidad

Polivalencia y eficacia de las hidrolimpiadoras

Los usos de estas máquinas a presión se remontan a la década de los 50 del siglo pasado cuando fueron inventadas, evolucionando hasta la actualizad y convirtiéndose en una herramienta fundamental en la limpieza de alta presión.

  • Uso doméstico

Tanto las hidrolimpiadoras industriales como hidrolimpiadoras domésticas tienen multitud de utilidades en los hogares, muebles tanto de interior o exterior, fachadas, terrazas, cocinas también son utilizadas para limpiar a presión cortinas y alfombras, y por supuesto su uso está muy arraigado en la limpieza de piscinas para eliminar restos de cal y mohos producidos por el agua o restos de productos químicos que utilizamos para mantenerlas limpias e higienizadas.

  • Hidrolimpiadoras en la construcción

Limpiar con agua a presión ha supuesto una revolución en el sector de la construcción por su eficiencia al eliminar restos de barro y materiales de obra en fachadas, limpiar vehículos como camiones o excavadoras, suponiendo un ahorro de tiempo importante, y destacando el ahorro de agua que también supone su uso.

  • Aplicaciones en Talleres

Uno de los lugares donde limpiar a presión está a la orden del día son los talleres de cualquier tipo, para acabar con los restos de grasas y aceites tanto antes como después de proceder a una reparación, eliminar la suciedad incrustada de los bajos, eliminar restos de la maquinaria y herramientas utilizadas, siendo su uso aún más eficiente al combinarlo con productos específicos como son los desengrasantes.

  • Aplicaciones en entornos agrícolas

Otro de los entornos donde su uso es muy eficiente es en los entornos agrícolas, las maquinas a presión suponen un ahorro importante de agua y facilitan la limpieza  de instrumentos y maquinaria destinada a la agricultura, sobre todo tractores, remolques y herramientas, también se usan para limpiar embalajes, sacas, y cajas o lugares de almacenamiento de la producción, y como no, cuadras establos, picaderos o cualquier sitio donde exista o haya existido la presencia de animales.

  • Colegios y centros educativos

Aquí hablamos de uno de los lugares donde sin duda la limpieza con hidrolimpiadoras industriales predomina, se utilizan para la eliminación de chicles en los pavimentos, limpieza de pintadas y grafitis en los paramentos verticales, ya que son lugares bastante propensos a  sufrir este tipo de arte por parte de pequeños y no tan pequeños. Otro de los usos que se da en este tipo de centros es la desincrustación y limpieza en profundidad de los pavimentos o paredes exteriores ( en estas superficies de gran amplitud son muy útiles las barredoras y fregadoras profesionales ), baldosas hidráulicas, pistas de hormigón impreso y los suelos de caucho anticaidas propios de zonas de juego infantil.

En definitiva el uso de hidrolimpiadoras a presión da unos resultados excelentes y suponen un gran ahorro de tiempo y esfuerzo, así como un importante ahorro de agua en su utilización.