Los limpiacristales marcan la diferencia en una labor completa y eficaz en el sector de la limpieza. Por eso, en Marube contamos con una extensa variedad de accesorios para limpiar cristales.



Saca partido a tu limpiacristales

Limpiar cristales, ventanas y espejos requiere un cuidado especial, para ello debemos conseguir algunos utensilios específicos y de calidad. Empieza limpiando la superficie del cristal ayudándote de un mojador de cristales empapado en agua y detergente para ablandar bien la suciedad. Para ello puedes ayudarte del cubo de cristalero especial para la longitud de estos útiles.

Destacamos el limpiacristales Vileda por su versatilidad y gran duración, compuesto de materiales muy resistentes y dirigido a los profesionales de la limpieza.

Para aclarar y llevarse bien toda esta suciedad del cristal o ventana lo ideal es utilizar una rasqueta limpiacristales, es un aparato para limpiar los cristales compuesto de un mango y una goma limpiacristales que aclara toda la superficie mojada sin dejar rastro ni residuo, con este aparato profesional las ventanas quedan con un resultado increible. Recuerda que los labios de goma no deben tener ningún deterioro o picotazo ya que afectaría directamente al resultado, además de manera muy evidente.

Complementos para el limpia cristales

Debemos tener cuidado si utilizamos una bayeta de microfibra a la hora de limpiar nuestro cristal, pueden rayar la superficie en caso de encontrar alguna partícula sólida. lo recomendable es usar el paño únicamente en muebles y objetos de cristal. Si encontramos algún arañazo podemos tratar de quitarlo con un pulidor de metales, aplícalo y con una bayeta frota la superficie ejerciendo movimientos circulares.

Si necesitas llegar a lo más alto no te preocupes, en Marube disponemos de palos telescópicos de distintas medidas para limpiar espejos y ventanas algo elevadas con la mayor comodidad sin taburetes ni escaleras, además, se ajustan cómodamente a tu limpiacristales o si quieres saber más sobre cómo limpiar cristales echa un vistazo a nuestro articulo.

¿Habrá cosa más irritante que un cristal sucio? La limpieza de cristales puede resultar un trabajo molesto para muchas personas. Aunque pueda parecer una tarea laboriosa, lo cierto es que no será complicado si sabemos qué productos usar y la mejor forma de hacerlo. Os vamos a dar algunas claves para limpiar cristales, tanto del hogar como en la oficina, muebles, objetos decorativos, lunas del coche, y de cómo quitar esos adhesivos de los cristales que son tan molestos.

Útiles para limpiar cristales

kit de cristalero: Está compuesto de un limiacristales y el mojador especial para cristales, estos suelen tener una medida de 35 o 45 cm. Es un útil de limpieza, que nos permite limpiar las ventanas de forma sencilla, rápida y eficaz. Primero humedecemos el cristal que queremos limpiar, para ello usamos el mojador con cualquiera de nuestros detergentes, si disponemos de un cubo cristalero nos resultará mucho más sencillo y limpio escurrir el mojador. Una vez tengamos el cristal empapado, pasamos el aparato limpiacristales para eliminar los restos de líquido. Seca la goma del limpiacristales después de cada pasada para que siga en las mejores condiciones sin dejar rastros.

Producto más bayeta: Rocía un poco de producto limpiacristales sobre el cristal y emplea el trapo o bayeta para esparcirlo. Lo ideal es distribuir el trabajo por zonas, realiza las pasadas deprisa para evitar las rayas y frótalo con una bayeta de piel seca o papel específico que no deje restos ni pelusas.