Dispensadores Más Vendidos

  

Tipos de dispensadores.

  • Dispensadores de papel para manos: son los que más reconocemos puesto que los vemos en bares, restaurantes, hospitales, … Facilitan el tener disponible, siempre, papel para secarnos las manos. Existen de varios tipos: para toallas de papel plegadas y para bobinas de papel mecha, de forma que al retirar un servicio queda otro disponible para su uso.
  • Dosificador de jabón: el mejor material para conservarlo en el tiempo es el de acero inoxidable. Su función es la de tener siempre papel higiénico para su uso. Suelen ser de tamaño grande y se instala sobre todo en lugares de gran afluencia de gente.
  • Portabobinas: este producto es imprescindible para lugares donde limpiarse las manos o limpiar superficies sea algo frecuente. Es cómodo, sencillo de utilizar y nos da la libertad de usar el papel justo que necesitemos. Puede ser muy útil, por ejemplo, en fábricas, en grandes cocinas o en talleres mecánicos.
  • Portarrollos papel higiénico: nos permite tener en el baño de forma ordenada y al alcance el papel higiénico. Los hay fabricados en varios materiales pero por su resistencia recomendamos el acero inoxidable que además de duraderos son elegantes.